little-cari.JPG

Cuando se hace una reseña de una película es casi como colocarnos unos guantes de boxeo en un ring, unos dirán que la misma es buena y otros que es pésima… en cuestiones de gustos nadie posee la ultima palabra, sin embargo por allí aparecerá una joyita fílmica que pase desapercibida como una piedrita brillante que si la tomamos bien entre nuestros dedos podremos descubrir que es oro, aunque sea pequeña….esa para mi es Little Miss Sunshine.
Una película que si bien es cierto está catalogada en el renglón de las películas cómicas no lo es para nada si logramos verla más allá de su furgoneta de los años 70 y unos coloridos viejos escandalosos magistralmente bien pensados…creando es atmósfera de desorden visual y una carga pesada que raya en una contaminación para el ojo, para convertirse luego en un peso emocional bien profundo con una simpleza que es la que la hace grande.

Allí podemos recrearnos con unos Rol Plays bien personificados donde cada uno de nosotros se sentirá identificado varias veces, algunas veces seremos ese adolescente resentido en una atmósfera que lo ahoga y que prefiere aislarse se manera contundente, nos convertiremos en una madre que no sabe como manejar situaciones cotidianas y la protección que la hace madre por instinto, el tío gay arrollado por un desamor, un padre que con su lógica progresista le hace daño a sus hijos sin quererlo y a esa niña soñadora que todos debiéramos ser o fuimos algún día.

En esa furgoneta que representa que si bien es difícil la vida casi siempre, si seguimos, quizás logremos montarnos en ella más fácilmente día a día.

Relaciónalo con otros Blogs:
Blogalaxia:
Technorati:

Página Principal
Anuncios